Recetas

Bizcocho de yogur y frutos secos… ¡en el microondas!

30 min

Tiempo

30 personas

Raciones

FÁCIL

Dificultad

0 / 5 (0 votos)

Valoración

Borges - yogur y frutos secos

Ingredientes

  • 1 yogur natural
  • ¾ de medida de yogur de aceite de oliva virgen extra
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 3 huevos de tamaño medio
  • Una pizca de mantequilla
  • 1 sobre de levadura
  • Un puñado de frutos secos (piñones, avellanas, almendras…)

Paso a paso

  1. Paso 1

    Tanto si escoges un molde grande apto para microondas como si prefieres los mugs, es importante que los engrases con un poco de mantequilla para evitar que el bizcocho se pegue.
    Bate todos los ingredientes con ayuda del pasapuré hasta obtener una masa homogénea. ¿Algún truquillo para que tu bizcocho quede más esponjoso? Dos, concretamente. Si tienes tiempo, bate las claras a punto de nieve (no es necesario, pero aportará un no sé qué al bizcocho que marcará la diferencia). Y, sobre todo, tamiza la harina mientras bates.
    Vierte la masa en el molde o en los mugs e introdúcelos en el microondas, a potencia media, durante 12-15 minutos. El tiempo de cocción dependerá de las características del microondas, de manera que conviene estar atentos para que el bizcocho no se nos queme ni quede crudo. Para comprobarlo, puedes abrir el microondas y pinchar la masa con un palillo. Si sale seco (incluso con un punto ligeramente húmedo), el bizcocho estará listo, pues debemos evitar que se cueza en exceso. Si sale húmedo, prolonga la cocción un minuto más y repite la operación hasta que esté en su punto.
    Finalmente, coge un puñado de frutos secos que tengas por casa y ponlos por encima. Le dará un toque crujiente, además de ser la decoración perfecta.

  2. Atrás quedan las batallas con el horno para preparar un bizcocho casero ideal para los desayunos. Quien más quien menos tiene un microondas en casa, quince minutos por delante y los ingredientes que detallamos a continuación. Si cumples estos requisitos podrás preparar un riquísimo bizcocho en un santiamén, sin apenas despeinarte. ¡Sí, sí, al microondas! Y, si te apetece, lo puedes servir en una tacita monísima: en tal caso tu bizcocho se llamará mugcake y será cool a rabiar, además de una merienda saludable. Elaborada con ingredientes que tienes en casa, sorprenderá a propios y extraños. Allá va el paso a paso y, damos fe, ¡funciona!