Recetas

Ensalada de fusilli con bacalao desmigado, aceitunas negras, tomate y romesco

30 min

Tiempo

30 personas

Raciones

MEDIANA

Dificultad

0 / 5 (0 votos)

Valoración

Ingredientes

  • 500g de fusilli
  • 300g de bacalao desalado
  • 100g de aceitunas negras sin hueso
  • 3 tomates duros de ensalada
  • Aceite de oliva Virges Extra Borges
  • Sal
  • Para el romesco:
  • 1 tomate asado
  • 3 dientes de ajo asados
  • Un puñadito de avellanas tostadas Borges
  • Una cucharadita de pimienta roja
  • Un poquito de pimiento rojo picante
  • La pulpa de una ñora escaldada
  • Una rebanada de pan frito
  • Un chorro de vinagre
  • 100ml de aceite de oliva virgen
  • Una cucharadita de sal

Paso a paso

  1. Paso 1

    Desmigamos el bacalao crudo y lo reservamos.
    Cortamos las aceitunas a tiras finas y las reservamos. Hacemos una cruz en la base de cada tomate, los escaldamos 30 segundos en agua hirviendo y a continuación los refrescamos en agua fría. Los pelamos y despepitamos y cortamos la pulpa a daditos.
    Para hacer la salsa romesco, sol tenemos que triturar juntos todos los ingredientes que contiene. Asar el tomate y el ajo es muy sencillo: los ponemos en una bandeja con un poquito de aceite y los introducimos en el horno durante 20 minutos a 180º C.
    Ponemos la pasta a hervir durante el tiempo que indique el fabricante. Colamos y mezclamos con la salsa romesco, de modo que la pasta quede bien impregnada. Terminamos con el bacalao desmigado, los dados de tomate y las aceitunas laminadas.

  2. Si dispones de poco tiempo, una alternativa a la salsa romesco sería aliñar la ensalada con una vinagreta mediterránea ya preparada.

    La ensalada es una de las opciones más versátiles de la cocina, pues permite mezclar una gran variedad de ingredientes. Si en lugar de bacalao tienes pechuga de pollo, córtala a trocitos pequeños y utilízala: combinar perfectamente con el resto de ingredientes. Y, si quieres darle un toque diferente, la puedes aliñar con una vinagreta con un toque oriental.