Recetas

Lasaña de pollo y champiñones

90 MIN min

Tiempo

90 MIN personas

Raciones

DIFÍCIL

Dificultad

0 / 5 (0 votos)

Valoración

Borges - Lasagna

Ingredientes

  • 20 placas de canelones
  • 200g (7oz) de pechuga de pollo
  • 50g (2oz) de jamón serrano en lonchas
  • 200g (7oz) de champiñones
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 250g (9oz) de salsa de tomate
  • Vino blanco
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Queso tipo gruyère
  • Para la bechamel:
  • 500ml (16,9USfloz) de leche
  • 50g (2oz) de mantequilla
  • 50g (2oz) de harina
  • Sal

Paso a paso

  1. Paso 1

    Salpimentamos las pechugas y las asamos en una sartén con un chorro de aceite, a fuego medio, hasta que estén bien cocidas. Las picamos y reservamos.

    Lavamos los champiñones y los cortamos. Picamos la cebolla y el diente de ajo. En la misma sartén donde hemos cocinado las pechugas, sofreímos la cebolla y el ajo picado con un buen chorro de aceite, durante unos diez minutos a fuego lento. Añadimos los champiñones y el vino blanco. Cocemos a fuego medio hasta que el alcohol se evapore. Fuera del fuego, mezclamos con el pollo cocido, el jamón picado y la salsa de tomate.

    Elaboramos la bechamel. En una cazuela fundimos la mantequilla y añadimos la harina. La cocinamos unos tres minutos hasta que pierda el sabor a harina cruda, removiendo continuamente para evitar que se queme. Vertemos la leche tibia de una sola vez. Salpimentamos y vamos batiendo con varillas hasta que espese, a fuego medio.

    Hervimos las placas de canelones siguiendo las indicaciones del paquete. Las refrescamos y colamos e inmediatamente montamos la lasaña.
    En una fuente apta para el horno, ponemos una cucharada de bechamel en la base y, encima, una capa de placas de canelones cocidas. A continuación, una capa de relleno, otra de placas de canelones y otra capa de bechamel; luego otra de relleno y otra de placas de canelones y terminamos con la bechamel y el queso rallado.

    Horneamos a 180º C durante unos 20 minutos para que recupere el calor y terminamos dando un golpe de gratinado.

  2. Si utilizamos placas de canelones, podemos preparar raciones individuales sin que se desmonte al servir. También lo podemos montar en terrinas individuales para que sea más sencillo de repartir.